Ayuno Intermintente

El Ayuno Intermintente o Intermittent Fasting o simplemente Fasting! está muy de moda, lo has escuchado?. Hay cientos de opiniones al respecto, siento decir que no todas están muy bien informadas, de alguna manera lo entiendo, porque cuando uno escucha la palabra ayuno, se le viene a la mente el ayuno de Jesús durante 40 días😳 !! pero no te preocupes que no estamos hablando de días sino de horas (por eso el adjetivo de intermitente).

Una de las cosas que yo les digo a las personas es que hacer ayuno intermitente me ha cambiado la vida y sobretodo, me ha cambiado el cuerpo! A pesar de tener años comiendo “sanamente”, no adelgazaba ni un gramo! (la verdad no era tan sano como yo creía 🙃) y bueno ha sido un camino personal arduo y difícil, pero desde que empecé a practicar el ayuno intermitente al fin he visto resultados. Quieres los detalles?

El ayuno intermitente consiste sencillamente en dejar “ventanas” de tiempo libres de alimento sólido y “ventanas” de alimentación normal mas reducidas, un buen ejemplo es 14 hrs sin alimento y 10 hrs con alimento (los hombres pueden hacer ventanas de hasta 16/8hrs) . La buenísima noticia es que esas 14 hrs se cuentan también en la noche, por lo que en realidad no se le batalla tanto 😀; ejemplo: Cenas de 6 a 7 pm (cuenta cuando terminas de cenar) y luego ya sólo tomas líquidos sin azúcar añadida y absolutamente nada sólido (un pedacito si cuenta!), y así te la pasas hasta que te acuestes, al siguiente día tu comida sólida debes hacerla hasta las 9 am, y de ahí en adelante organizas tus horarios para que otra vez el último alimento termines de comerlo a las 7 pm. No está nada difícil, no crees?, este es el ejemplo de mi horario, pero  debes ajustarlo a tus horarios, para que te salga natural y no te sientas presionado como si estuvieras haciendo una “dieta”, acuérdate que la actitud que tengamos hacía los alimentos nos ayudará mucho a como la digerimos y absorbemos.

Ya que te expliqué como hacerla, ahora si te doy toda la teoría…ojalá sigas leyendo, para que cuando la practiques no te dejes convencer de que es algo malo y te va a alentar el metabolismo y etc etc.

Cada vez más, las investigaciones apuntan a que  cuando comemos es casi tan importante como lo que comemos, y es que el ayuno intermitente tiene un efecto positivo en el metabolismo, así como en varios biomarcadores de salud. Estos beneficios que potencialmente salvan vidas son la razón por la que lo recomiendo, y lo hago yo misma todos los días.

Los Biomarcadores son:

Ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

Cuando uno se la pasa comiendo durante el día y hasta altas horas de la noche, está arruinando los ritmos naturales del cuerpo, especialmente cuando se trata del metabolismo, incluido el nivel de azúcar en la sangre y los niveles de insulina. Cuando se práctica el ayuno intermitente la ventana de alimentación más corta se sincroniza mejor con tus ritmos circadianos (el reloj interno que regula tu fisiología completa, incluido el ciclo de sueño / vigilia). Al mantener cortas las “horas de alimentación”, consumes la mayoría de las calorías al comienzo del día, cuando los niveles de insulina son naturalmente más altos y estás más activo. La insulina es capaz de transportar azúcar, descompuesta de los alimentos que consumes fuera del torrente sanguíneo y hacia los músculos donde se quema (el azúcar) para obtener energía. Eso mantiene la insulina y los niveles de azúcar en la sangre estables y saludables, en lugar de hacer que tu cuerpo trabaje horas extras para lidiar con los placeres calóricos nocturnos cuando debería estar durmiendo.

Mantiene bajo control el aumento de peso y la resistencia a la insulina.

Cuando no restringes tus horas de alimentación y comes mucho durante la noche, tu sistema está sobrecargando con calorías justo cuando es menos capaz de procesarlas 😧. Numerosos estudios han demostrado que el control del azúcar en la sangre es mejor en la mañana y peor en la noche. Por la noche, en sintonía con los ritmos circadianos, los niveles de insulina disminuyen de forma natural. Por lo tanto, cuando cenas a las 10 o comes algo a media noche, el cuerpo tiene que volver a poner en marcha la maquinaria de producción de insulina, pero esta vez es probable que los músculos no necesiten quemar más azúcar para obtener energía (ya estas en el sillón o en la cama). Lo que sucede es que esas calorías se almacenan como grasa, preparando el escenario para la resistencia a la insulina, el aumento de peso y la diabetes. Sin embargo, con el ayuno intermitente  al restringir las horas de comida y que hayas terminado de comer a las 6 o 7 pm, tu cuerpo tiene mucho tiempo para quemar las calorías antes de llegar a la zona de desaceleración, manteniendo el azúcar en la sangre equilibrado y evitando que el peso se acumule alrededor de su zona media. Otra gran ventaja de aumentar de las horas de ayuno es la mayor liberación de la hormona del crecimiento humano, que puede hacer que sea más fácil quemar la grasa corporal almacenada.

Puede contribuir a mantener el intestino sano 

Ya muchos estamos entendiendo que es necesario cuidar la salud intestinal, Sio queremos estar sanos!. Varios estudios han indicado que durante la parte de ayuno del día, las bacterias en el microbioma tienen tiempo libre para hacer su trabajo digestivo para trabajar en la reparación del tracto gastrointestinal, lo que potencialmente ofrece protección contra el “intestino permeable” y, en última instancia, la inflamación sistémica que puede desencadenar una enfermedad crónica. Y recientemente, los investigadores demostraron que después de cada comida, durante aproximadamente cuatro horas, las bacterias intestinales y sus componentes se filtran en el torrente sanguíneo, lo que desencadena la inflamación silenciosa.

Te empodera, te hace ver las cosas diferentes y más…

Cuando eres capaz de mantener un control en tus horarios de comida, entonces te das cuenta que tú tienes el control, que no es que te mueras de hambre, que tú decides cuando comer. Te das cuenta que tu cuerpo tiene una capacidad maravillosa de autoregularse y autosanarse, ya que con un cambio tan sencillo te responde rápidamente. Te das cuenta que no tienes que vivir en dieta. Si eres de los que no puede dormir fácilmente, puede ser que los horarios en los que comes, te están haciendo una mala pasada. Puedo mencionar muchos beneficios más, pero si la haces al menos 1 semana seguida, estoy segura que conocerás más de estos beneficios.

Cuéntame por favor, si lo vas a intentar o no y porqué?.

Si conoces a quién le puede interesar esta información o que creas que necesite saberla, por favor comparte.

Ana H. Santillán 

           IIN Health Coach 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *