Jugos para niños

Cuando se trata de niños muy pequeños (1 año o más), ellos tienen un paladar maravilloso, ya que aún no está “contaminado” por los sabores extremadamente dulces que los adultos solemos tener, por lo tanto, quien empieza a dar jugos a sus niños desde pequeños, ¡tiene asegurado el éxito!

Pero como no todo es miel sobre hojuelas, y como no nos enseñaron a ser padres sino que en la marcha nos hemos ido instruyendo en la materia, pues algunos niños no están acostumbrados a sabores poco dulces y a ellos es a quienes está dedicado este Ginger Talk.

¡Los niños son sensibles a los sabores, colores y olores! Para que el niño se tome el jugo sin tener que presionarlo, tenemos que cuidar estos tres factores.

Aquí van algunas sugerencias:

  • No trates de hacerlo súper sano desde el primer día, ¡introducir pequeños cambios genera grandes logros! Eso aplica también para los jugos, no quieras que tomo jugos verdes completos, si nunca los ha tomado, así que al principio pueden ser 80% fruta, 20% vegetales, y así vas aumentando los porcentajes poco a poco.
  • Deja que te ayude a hacerlo, con mucho cuidado, y según su edad, puede hacer cosas desde acercarte los ingredientes, hasta introducirlos al extractor, o pelar o picar.
  • Usa como base su fruta favorita.
  • Al princio usa vegetales ricos en agua y que no cambian mucho el sabor de las frutas, por ejemplo el pepino, el apio y el chayote. Las porciones pueden ser pequeñas, un cuarto de pepino, una vara de apio, una rebanada pequeña de chayote.
  • Cuando ya se vaya acostumbrando al sabor, ¡y le guste!, ya no se fijará tanto en el color, entonces podrás empezar a agregar hojas verdes como espinacas, kale, acelga, etc. Las espinacas baby tienen el sabor más suave, así que puede ser buena opción empezar con esas.
  • La zanahoria, la manzana y la naranja, son opciones muy socorridas por los niños.
  • Cuando ya esté acostumbrado al color, puedes ir bajando poco a poco la cantidad de fruta dulce que le pones al jugo, aunque sea natural, al final es azucar y si cuenta.
  • Recuerda que es importante ir variando los ingredientes, se recomienda repetir 3 veces a la semana y los otros días variarle. Esto es importante porque así los nutrientes se absorben mejor.

Cuéntanos tu experiencia al respecto, ¡a todos nos enriquecen los comentarios de los demás!

Si te gustó este artículo, o crees que le puede servir a alguien, comparte por favor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *